Connect with us

Sostenibilidad

Perú proyecta una joya ecológica: reserva de biósfera entre Machu Picchu y Choquequirao

Sernanp adelanta planes para la creación de una Reserva de Biósfera que conectaría dos tesoros culturales y naturales en Cusco.

Publicado

el

Síguenos en Google News

Las autoridades peruanas exploran la posibilidad de establecer una Reserva de Biósfera entre dos de los sitios más emblemáticos y turísticos del país: el Santuario Histórico de Machu Picchu y el impresionante complejo arqueológico de Choquequirao, según anunció el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

La iniciativa, revelada en un comunicado durante la conmemoración de los 43 años de la designación de Machu Picchu como «área natural protegida», pretende fomentar la conectividad ecológica en la región de Cusco, aprovechando una visión integral del paisaje para integrar tanto el patrimonio cultural como el ordenamiento turístico.

El jefe del Sernanp, José Carlos Nieto, y el gobernador regional de Cusco, Werner Salcedo, se unieron a representantes de diversas entidades para celebrar el aniversario de la designación de Machu Picchu como área protegida. Durante el evento, se resaltó el esfuerzo coordinado y multisectorial destinado a garantizar la conservación y gestión efectiva de este tesoro arqueológico y natural.

Machu Picchu, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1983, es conocido por su biodiversidad única, abarcando desde áreas boscosas hasta picos nevados, albergando especies emblemáticas de Perú como el oso de anteojos y el cóndor andino.

La propuesta de la Reserva de Biósfera se extendería hasta Choquequirao, reconocido como el segundo monumento arqueológico más destacado después de Machu Picchu. National Geographic lo seleccionó el año pasado como uno de los destinos de aventura imperdibles, destacando su majestuosidad y la necesidad de realizar un desafío físico y mental para llegar a este remoto sitio incaico.

Con la potencial creación de esta Reserva de Biósfera, Perú busca preservar y promover la rica herencia natural y cultural de la región de Cusco, consolidando su compromiso con la sostenibilidad y la conservación para las generaciones futuras. La propuesta refleja un esfuerzo concertado por equilibrar el turismo sostenible con la preservación de estos tesoros históricos y naturales que han cautivado al mundo durante décadas.

Foto de portada: El Peruano.

Más Vistos