Connect with us

Ciencia & Tech

Personas no vacunadas contra influenza y neumococo tienen más riesgo de padecer complicaciones respiratorias

Los menores de cinco años y mayores de 60 son los más vulnerables.

Publicado

el

Archivo: Andina

Síguenos en Google News

Para tomar en cuenta. Frente al incremento de casos de influenza y neumonía, sobre todo en niños y adultos mayores, el Ministerio de Salud (Minsa) exhortó a la población a vacunarse contra las enfermedades respiratorias para evitar posibles hospitalizaciones o, en el peor de los casos, fallecer.

En ese sentido, la institución recuerda que las vacunas contra influenza y neumococo son gratuitas y evitan que la persona enferme gravemente debido a una bacteria o virus respiratorio.

Por su parte, el neumólogo pediatra Juan Carlos Torres Salas resaltó que, durante la temporada de frío, vacunarse es la principal medida de prevención frente ambas enfermedades.

“Los problemas respiratorios son una de las principales causas de morbimortalidad en niños y niñas menores de cinco años. Los que enferman más son aquellos que no están vacunados ni contra influenza ni neumococo”, advirtió el médico.

Teniendo en cuenta su experiencia como neumólogo pediatra en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) Breña, Juan Carlos Torres comentó que, desde el inicio del invierno, más niños terminan hospitalizados debido a cuadros de influenza y neumonía bacteriana.

“Un caso de neumonía grave puede ocasionar derrame pleural o empiema, es decir, una infección al pulmón. En esta circunstancia, el niño debe ser sometido a procedimientos invasivos como colocación de tubos de drenaje dentro del tórax e incluso puede requerir cirugía. Sin embargo, todo esto se puede prevenir con las vacunas”, indicó.

Ante las preguntas frecuentes de los padres de familia sobre la eficacia de las vacunas, el médico Juan Carlos Torres aclaró que estas dosis protegen de infecciones originadas por los virus de influenza y neumococo, pero no significa que la persona no se resfriará.

“Es un error frecuente que los padres no lleven a vacunar a sus hijos porque tienen resfriado o tos leve. La persona se puede vacunar pese a tener un resfrío, eso no afectará la inmunidad que genera la vacuna. Lo importante es vacunarse”, concluyó el médico.

Personas vulnerables deben vacunarse

El Minsa prioriza la vacunación, contra ambos virus, a niños menores de cinco años, gestantes, mayores de 60 años, personal de salud y personas con alguna comorbilidad.

De acuerdo con la Norma Técnica del Esquema Nacional de Vacunación del Minsa, los niños reciben su primera dosis de la vacuna contra la influenza a los seis meses de vida y la segunda a los siete meses. Luego, cuando el menor cumple 1 año debe recibir una dosis anual, hasta los 5 años. Las embarazadas la pueden recibir en cualquier edad gestacional, mientras que las personas comórbidas y adultos mayores de 60 años requieren una dosis anual, que deberían recibir, de preferencia, entre mayo y junio.

Por otro lado, los reciben la primera dosis de la vacuna contra el neumococo a los dos meses de vida, la segunda a los cuatro y la tercera al cumplir 1 año. Asimismo, los menores entre los dos y cuatro años que no recibieron ninguna vacuna antineumocócica deben recibir una dosis por única vez.

En tanto, las personas entre los cinco y 60 años que no recibieron ninguna dosis y padezcan enfermedad pulmonar crónica, nefropatías, cardiopatías, diabetes, infección por VIH, síndrome de Down, neoplasia u otra comorbilidad deben recibir la vacuna una vez en la vida. Asimismo, mayores de 60 años y personal de salud también requieren una dosis. 

Más Vistos