Connect with us

Actualidad

Ocho de cada diez peruanos del sur del país no aprueba la democracia, según estudio Ipsos IDEA Internacional

Según los resultados, las regiones de Puno (7%) y Madre de Dios (11%) muestran los niveles más bajos de aprobación de la democracia.

Publicado

el

Síguenos en Google News

Un reciente estudio llevado a cabo por Ipsos para IDEA Internacional ha arrojado luz sobre las actitudes hacia la democracia en el sur del Perú, revelando que el 84% de los habitantes de esta región no aprueba la calidad del sistema democrático en el país. La presentación de este sondeo tuvo lugar el jueves 21 de marzo en la ciudad de Cusco.

Según los resultados, las regiones de Puno (7%) y Madre de Dios (11%) muestran los niveles más bajos de aprobación de la democracia, seguidas de cerca por Arequipa (15%), Cusco y Ayacucho, ambas con un 17%. En contraste, Apurímac emerge como la región con mayor respaldo a la democracia, alcanzando un modesto 23%.

El estudio también arrojó luz sobre las actitudes hacia el Congreso de la República, revelando que seis de cada diez puneños creen que la democracia funcionaría mejor sin la presencia de este poder del Estado. Sin embargo, tanto Cusco (55%) como Madre de Dios (54%) muestran una valoración más positiva hacia el Parlamento como institución importante en el sistema democrático.

En cuanto a la preferencia por un liderazgo, el informe sugiere que existe una leve diferencia en comparación con el promedio nacional, donde seis de cada diez personas abogan por un liderazgo fuerte que ponga orden y trabaje con mano dura. Por otro lado, en el sur del país, se observa una preferencia mayoritaria por líderes de este tipo, con Madre de Dios y Arequipa siguiendo la tendencia nacional, mientras que en Cusco se apoya a líderes más conciliadores y dialogantes.

El estudio también abordó la percepción sobre un gobierno autoritario, encontrando que el 26% de los encuestados en la Macrorregión Sur considera factible un gobierno de esta naturaleza si los líderes democráticos no cumplen con sus funciones adecuadamente.

Entre las causas y consecuencias de la crisis política, la corrupción figura como el principal problema en regiones como Arequipa, seguido de la incompetencia de los líderes políticos y/o autoridades. Los efectos de esta crisis se reflejan en una disminución de la confianza en los políticos, un aumento de la sensación de inseguridad y un impacto negativo en la economía familiar.

El estudio también señala la creciente desconfianza interpersonal en la región, lo que destaca la necesidad urgente de diálogo y soluciones participativas. Expertos resaltan la importancia de involucrar a la ciudadanía en los procesos de reforma política a través de espacios de concertación y diálogo que permitan a los ciudadanos tener un rol activo en la búsqueda de soluciones a la crisis política que enfrenta el país.

FOTO: AGENCIA ANDINA.

Seguir Leyendo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más Vistos