Connect with us

Sostenibilidad

COP28: la meta de cero emisiones para 2050 sin un plan claro y estrategias definidas

Publicado

el

Síguenos en Google News

La conferencia concluye con la incertidumbre sobre cómo se alcanzará la meta de cero emisiones netas para 2050

La COP 28 ha proclamado el «fin de los combustibles fósiles» y ha propuesto una transición «justa, ordenada y equitativa» con el objetivo audaz de lograr cero emisiones netas para 2050. Sin embargo, la falta de plazos concretos y compromisos específicos ha generado dudas sobre la efectividad real de este acuerdo. La reticencia a abandonar los combustibles fósiles y la falta de detalles sobre el respaldo a los agricultores afectados por la crisis climática han dejado a muchos cuestionando la solidez de estas promesas.

Micaela Guillén, coordinadora nacional del Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático (MOCICC), destaca la necesidad de abordar primero la justicia social para garantizar una transición justa. «No se puede hablar de transición sin reconocer las diversas problemáticas en nuestros territorios», afirma.

La gestión del fondo de respaldo para agricultores también ha suscitado interrogantes, con sugerencias de que el Banco Mundial podría estar involucrado, generando preocupaciones políticas y económicas en los territorios afectados.

En cuanto a las medidas para evitar intereses comerciales en las metas climáticas, Guillén enfatiza la importancia de reparar los daños sociales y políticos antes de abordar los derechos territoriales. «Es crucial comenzar reparando los daños antes de plantearnos el reconocimiento de los derechos territoriales, especialmente en lugares donde la extracción de petróleo o minerales ha ejercido mayor presión», señala.

El papel de la sociedad civil como «eterno guardián» se destaca como fundamental para garantizar el cumplimiento de los compromisos internacionales. Guillén subraya la importancia de la vigilancia ciudadana en la implementación de los acuerdos tomados en estos foros internacionales, donde la sociedad civil actúa como observadora crítica y exige responsabilidad.

La meta de cero emisiones para 2050 parece utópica sin estrategias específicas para lograrla en los próximos 27 años. Esta falta de un plan de acción concreto ha suscitado preocupaciones y críticas, considerando que la propuesta medioambiental se presenta sin un enfoque detallado y efectivo.

Guillén expresa preocupación por la posibilidad de que esta falta de claridad abra la puerta a «falsas soluciones» respaldadas por lobbies políticos y económicos. La COP 28 concluye con la incertidumbre sobre cómo se alcanzarán estas metas ambientales, dejando en el aire la necesidad de acciones concretas y planes estratégicos.

La Asamblea de los Pueblos de América Latina y el Caribe, celebrada dentro de la COP 28, emerge como un espacio importante para posicionar una agenda regional. La próxima COP en Brasil en 2025 se perfila como una oportunidad crucial para que los países del Sur planteen ambiciones claras y criterios específicos frente a la crisis climática.

«Esta es nuestra manera de actuar desde la sociedad civil: movilizar para construir una agenda común», concluye Micaela Guillén.

Seguir Leyendo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más Vistos