Connect with us

Sostenibilidad

Madre de Dios: implementan primer vivero forestal tecnificado para recuperar 500 hectáreas de bosques

Publicado

el

Síguenos en Google News

Sembrarán más de 120 mil plantas de especies nativas para combatir deforestación.

El distrito de Iberia, en la región Madre de Dios, celebra la apertura de su primer vivero forestal tecnificado, un proyecto clave para contrarrestar los efectos de la deforestación y restaurar los ecosistemas dañados en la zona. Este vivero, desarrollado con la asesoría técnica del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), se dedicará a la producción y preparación de plantones forestales, maderables y de arbustos destinados a su posterior traslado a áreas definitivas.

Con el respaldo de este vivero, se plantea la ambiciosa meta de sembrar 126,000 plantas de más de 30 especies de árboles nativos para el año 2026, incluyendo especies en estado vulnerable o amenazadas, como la caoba, la castaña y el shihuahuaco. Esta iniciativa busca abordar de manera efectiva la deforestación en Madre de Dios y restaurar más de 500 hectáreas de suelos degradados mediante intervenciones de restauración pasivas y directas.

Es importante destacar que el Perú, después de Brasil y Bolivia, enfrenta uno de los mayores riesgos de deforestación. Según la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada, se proyecta que Perú podría perder hasta 857,000 hectáreas para el 2025, duplicando la superficie de la región de Tumbes.

La ganadería, junto con la agricultura y la minería ilegales, representa una de las principales causas de la deforestación en la región. El WWF señala que las prácticas tradicionales de los ganaderos, como el uso de agroquímicos y la quema de pastizales, contribuyen significativamente a este problema.

En un esfuerzo por transformar la ganadería en Madre de Dios y promover la sostenibilidad ambiental, se llevó a cabo la campaña de reforestación «Conservando bosques ecológicamente valiosos». Ganaderos interesados en la restauración de sus tierras participaron en esta iniciativa, adoptando prácticas de ganadería regenerativa.

Sandro Cardozo, propietario de la finca San Martín y uno de los beneficiarios, compartió su experiencia, destacando el cambio hacia prácticas más sostenibles. «Durante mucho tiempo trabajamos degradando nuestras tierras. Estoy abandonando la idea tradicional de hacer ganadería. Estamos aplicando nuevas prácticas que no dañen el ecosistema», expresó Cardozo.

Seguir Leyendo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más Vistos