Connect with us

Sostenibilidad

El rol clave del anticiclón del Pacífico Sur en la evolución del impacto de El Niño en Perú

Publicado

el

Síguenos en Google News

Persistencia inesperada de este fenómeno atmosférico modifica el escenario climático y disminuye el riesgo de lluvias extremas

Las preocupaciones sobre posibles lluvias catastróficas en la costa norte del Perú durante el verano de 2024 se están desvaneciendo, ya que el más reciente informe del Enfen señala un incremento al 54 % en la probabilidad de una intensidad moderada de El Niño costero. Un factor fundamental que contribuye a esta reducción del impacto es la persistencia inusual del Anticiclón del Pacífico Sur, un componente atmosférico que ha asumido un papel inesperado, transformando significativamente el panorama climático.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), el Anticiclón del Pacífico Sur actúa como un sistema de alta presión que regula las condiciones de aire seco y frío en la costa peruana. Este fenómeno desempeña un papel clave en el mantenimiento del clima árido del desierto del Pacífico y contribuye al patrón climático El Niño-Oscilación del Sur (ENSO).

Este sistema forma parte de la amplia circulación atmosférica conocida como «Circulación Hadley». Su posición semipermanente, controlada por la «Dorsal cálida», es esencial para la estabilidad climática de la región. Cuando la corriente fría reemplaza a la dorsal cálida, el anticiclón se vuelve móvil, intensificando los vientos sobre el territorio peruano gracias a la cordillera de la costa.

La persistencia inusual del Anticiclón del Pacífico Sur, que normalmente se debilita en diciembre, ha provocado un enfriamiento en la temperatura superficial del mar. Este enfriamiento contrarresta el calentamiento que se había registrado a principios de 2023, reduciendo así el riesgo de un El Niño costero extremo en el verano de 2024. Además, beneficia a la pesca al propiciar el afloramiento de la corriente de Humboldt.

Según el más reciente comunicado de la Comisión Multisectorial del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen), la probabilidad del impacto de El Niño costero en el verano de 2024 ha aumentado al 54 %, marcando un incremento notable desde el 38 % estimado anteriormente. También se ha registrado un aumento en la probabilidad de un Niño costero de magnitud débil, pasando del 17 % al 20 %.

Si la persistencia del Anticiclón del Pacífico Sur continúa enfriando el mar de Grau en los próximos meses, el impacto de El Niño costero podría debilitarse aún más, lo que tendría implicaciones negativas, especialmente para la agricultura y la generación hidroeléctrica, debido al déficit de lluvias.

La persistencia del Anticiclón no tendría un impacto significativo en las condiciones cálidas del aire, según el pronóstico estacional del Senamhi para enero-marzo de 2024. Se espera que persistan las condiciones cálidas en la costa norte y centro, con posibles lluvias de verano originadas en la sierra.

Seguir Leyendo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más Vistos