Connect with us

Actualidad

Advierten sobre penas de hasta 8 años de cárcel para quienes practiquen grooming y sexting con menores de edad

El grooming y el sexting, prácticas peligrosas en línea, pueden conllevar penas de prisión según la ley peruana, advierte el juez especializado Guillermo Huamán Vargas.

Publicado

el

Síguenos en Google News

El juez especializado en casos relacionados con menores, Guillermo Huamán Vargas, alertó sobre las consecuencias legales severas para quienes utilicen modalidades como el grooming y el sexting para obtener imágenes sexuales de menores de edad en el Perú. Estas acciones, que constituyen una grave violación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, pueden acarrear penas de hasta ocho años de prisión según la legislación vigente en el país.

El grooming, definido como la obtención de imágenes o videos de contenido pornográfico mediante engaños o amenazas a través de las redes sociales, puede resultar en una pena máxima de ocho años de cárcel, según explicó el juez Huamán Vargas. Esta penalización se aplica especialmente cuando la víctima es menor de edad y ha sido manipulada con fines sexuales.

El magistrado destacó que estas disposiciones legales están contempladas en el artículo 5 de la Ley 30096, la cual aborda las proposiciones a niños, niñas y adolescentes con fines sexuales por medios tecnológicos. Esta normativa establece medidas específicas para combatir delitos relacionados con la explotación sexual de menores a través de plataformas digitales.

Además, el juez advirtió que la pena por grooming puede aumentar hasta en un tercio si el perpetrador está vinculado a una organización criminal, agravando aún más la gravedad del delito y la peligrosidad del individuo.

Por otro lado, el magistrado también abordó el tema del sexting, una práctica que implica la entrega voluntaria de imágenes con contenido sexual, y explicó que su difusión sin consentimiento puede conllevar penas privativas de libertad según el Código Penal peruano. En estos casos, la pena puede variar de dos a cinco años de prisión, aumentando hasta seis años si la víctima ha mantenido una relación de pareja con el perpetrador.

El juez Huamán Vargas enfatizó la importancia de concientizar sobre estos peligros y de implementar medidas efectivas para proteger a los menores de edad en el entorno digital. Asimismo, instó a la ciudadanía a denunciar cualquier actividad sospechosa o delictiva que ponga en riesgo la integridad de los niños y adolescentes.

Seguir Leyendo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más Vistos